jueves, 27 de abril de 2017

Revoltoseando que es gerundio

¿Qué harías tú con un trozo de cuero, unos ollaos de colores y un poco de plástico mágico? ¿Un bolso? ¿Una mochila? Pues mi cámara necesitaba una correa porque aún seguía con la que venía de serie y no lo podía permitir más tiempo.


A mí nunca se me habría ocurrido trabajar el cuero, da como respeto ¿verdad? Pero si Manos Revoltosas (gracias por acordarte de mí, más maja) celebra su cumpleblog y dice ven, yo lo dejo todo y me atrevo con lo que me proponga (porque fui una de las afortunadas que recibió un paquete).


La correa no tiene mucho misterio. Corté una tira de cuero y cosí los remates y las tiras guiándome por la correa "de serie" de la cámara. Una vez superado el miedo a coser el cuero y ver que mi máquina podía con tres capas (con algo de ayuda), el mayor problema fue buscar una cinta. Seguí el consejo de Costurera de retales y compré un arnés de perro y lo desmonté. Ala, cinta y sus correspondientes pasadores sin comerme mucho la cabeza. 

Luego vinieron los ollaos de colores (que coloqué sin problemas con la tenaza de Lidl) y la hoja revoltosa de plástico mágico (Imilce mando más, pero la fiera morena también lo disfrutó).


Más satisfecha yo, que he sido capaz de coser cuero y me ha quedado algo digno y todo! Que para ser la primera vez y no saber ni por donde atacar no está nada mal!

Antes de pasaros por RUMS, no podéis perderos lo que han hecho con cuero, ollaos y plástico mágico: Cal JoanCosturera de retalesHirutxoakLes costuretes, Manitas, manotas, manazasMi guerrero y mi princesaMJ_MedinaPalao, MunnaPandielleandoVanäsha y, por supuesto, Manos revoltosas


Os veo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...