lunes, 1 de diciembre de 2014

Blueberry cardigan

Cada vez que un bebé nace cerca le tejo o ganchilleo algo, me gusta, me parece más personal que comprarle algo de ropita. La primavera pasada nacieron dos bebés en nuestro entorno más cercano. Pero no estaba yo en una época tejeril, así que lo dejé pasar.

En otoño, de vuelta a una época tejeril, cojí unos restos de mi lana favorita que tenía por ahí y tejí una Blueberry cardigan. Como Markel es un bebé rollizo de casi 8 meses, he tejido la talla más grande con una aguja algo más grande de lo recomendado. Espero que les guste a los papás.




La Blueberry cardigan de Sara la tejí incluso antes de que naciera. Pero mi síndrome de bloqueo (otro día os cuento lo que es), hizo que estuviera meses guardada en el cajón. Ahora, Sara tiene el tamaño justo para que la chaqueta le quede bien. Tejida con unos restos de Noro Kureyon queda espectacular con ese cambio de colores tan bonito. Sé que a la mamá le va a gustar, digamos que es una mamá "colorida".




8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues a los papás les ha encantado. Los bebés no han dado aún su opinion ;)

      Eliminar
  2. Qué bonitas!!! Tienes razón, la segunda queda espectacular con ese colorido pero la primera es preciosa también. Enhorabuena, Rosas, padres y madres estarán encantados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nekane! Sí, todos encantados y yo más ^.^

      Eliminar
  3. Me gustó mucho la primera, ¡pero cuando llegué a la segunda con ese colorido! ¡Wow!

    Éste es de mi estilo, que me pirran las raglan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las raglan tienen un punto elegante que mola mucho en los bebés. ¿Sabes lo mejor? A las mamás les han encantado las dos, creo que he acertado

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...