martes, 12 de agosto de 2014

Castillo-caja o caja-castillo

L. tienen muchos pinypones. Y además tiene la casa, la noria, la caravana... Su última adquisición fueron un rey y una reina pinypon. ¿Problema? Qué no teníamos un castillo a la altura.


El que hemos hecho tampoco está a la altura del rey y la reina, pero nos hemos divertido haciéndolo. Os cuento cómo, por si alguna vez os enfrentais al mismo problema.

Materiales: una caja de cartón (en nuestro caso es de una compra por internet a una gran multinacional española de ropa, tiene el tamaño perfecto), cartulinas y/o papeles de colores, pinturas, pegatinas de animales, tijeras, pegamento,... vamos, material que cualquiera con niños pequeños tiene en casa.


Dibujamos la silueta del castillo en la cartulina gris (L. dice que los castillo son grises y quién soy yo para discutirlo).

El rey pinypon supervisa de cerca la construcción de su castillo.
Después, recortamos la silueta.

Nadie dijo que fuera fácil.
Pegamos la silueta del castillo a la cartulina azul que hará de cielo (en la que L. ha pintado unas nubes). Pintamos la puerta y las ventanas.


Ahora a por el jardín. Con un poco de cartón ondulado hacemos un estanque y con papeles de colores una fuente para pájaros.

Las flores es mejor dibujarlas.
Esto ya casi está, pegamos el jardín a la tapa de la caja, y el castillo al fondo.


Pegatinas de pájaros en el cielo y el nido en el castillo, un gato y unos patos alrededor del estanque. Además, cómo hoy es el cumpleaños de la reina, ponemos unos banderines y listo. El rey y la reina ya pueden disfrutar de su castillo


Mi parte favorita es que cuando los reyes y demás pinypones están cansados de jugar, se tumban en el fondo de la caja y se guardan hasta el próximo día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...