domingo, 15 de junio de 2014

Mochilas viajeras

El verano es muy largo y este año vamos a comenzar una tradición: "El libro viajero del verano". Sencillo, no es más que un diario con las cosas que vayamos haciendo cada día, dibujando, escribiendo, o lo que cuadre. La tutora de L. lo recomienda, así practican la escritura y aprenden a fijarse en lo que ocurre a su alrededor.

L.: Mamá, cuando vayamos de vacaciones ¿cómo llevamos el libro viajero? A ver si lo perdemos. ¿Y las pinturas y los bolis? ¿Dónde los guardamos?

Tenía razón. Así que aprovechando unos retales, he cosido una mochila pandielleando en un par de horas.


Además, le he hecho un pequeño estuche para que pueda meter las pinturas. He cosido una cinta en el interior para que pueda sujetarlo y encontrarlo rapidamente.

Aquí, ella y su libro viajero en acción.




2 comentarios:

  1. Me requetencanta la idea !!! Me la copio para este verano!! La mochila es preciosa con esas telas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La idea es bien simple, y así practican lecto-escritura. Este verano la ponemos en práctica otra vez :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...