lunes, 29 de diciembre de 2014

Pantalón Tau

Tengo un amigo con un niño más pequeño que S. al que le suelo pasar la ropa que se le queda pequeña. ¿Ropa? Que va, solo le puedo pasar las partes de arriba: camisetas, sudaderas, cazadoras... Porque S., que es un niño normal de 4 años, antes o después rompe los pantalones por las rodillas. Por romper, rompe hasta las rodilleras. Así que el pantalón Tau, con esas tan chulas, son perfectas para él.


La tela de sudadera perchada de Cal Joan es muy suave y calentita. Las rodilleras y los bolsillos son de un vaquero que el señor O. ya no se ponía, a ver si así dura más sin romper.


Para la cintura aproveché la cinturilla de los últimos pantalones que rompió la semana pasada. Es gris claro, pero me gusta como queda.


Como en mi primer TAU, cosí la talla 110 de ancho y la 104 de largo, que S. es tirando a macizo, como dice la abuela. Le quedan un pelín largos pero no llegan a tocar el suelo con las zapatillas puestas así que así se quedan.

Por cierto, ¿os he contado que el Olentzero le trajo una espada y un escudo de Mike el Caballero?



Gracias a Dawn por el patrón, el cc y el sorteo para celebrar sus 5000 fans. Por cierto, planteate ampliarlo a talla adulto, que por aquí el señor O. quiere unos a juego con los del niño :)

martes, 23 de diciembre de 2014

Kerrera

Hay gente que sufre el síndrome del segundo calcetín, yo sufro el síndrome de la segunda manga. Siempre tejo de una pieza (odio tener que unir las piezas de las prendas) y dejo las mangas para el final. Pues no sé por qué estúpida razón, me cuesta un montón terminar la segunda manga. Más de tres semanas estuvo la chaqueta esperando a que me decidiera a tejer la segunda manga. De pronto, un día, me puse y tejí hasta que la terminé. Eso fue en septiembre, pero no os la había enseñado.

Aquí está.




Me gustaría decir que L. está encantada, pero no le gusta mucho (se le nota en las fotos, no está sonriendo). Eso sí, es la primera chaqueta que le tejo que tiene bolsillos para sus tesoros. Ya estoy tejiendo otra que espero que le guste más (ella eligió la lana).

Detalles sobre las agujas y la lana en mi proyecto de Ravelry.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Bola de nieve

En esta casa gustan mucho las bolas de nieve, mucho. Hace tiempo que tenía ganas de hacer una con las fieras, pero todos los tutoriales que encontraba estaban en inglés. Así que cuando ví el de Stephanie, no me lo pensé, a por la bola de nieve.


Lo primero fue buscar los botes y las figuritas adecuadas. Botes tenemos de sobra, y como figuritas usamos unas que suelen regalar con el menú infantil en una conocida cadena de comida rápida. En vez de hervir agua, usamos suero fisiológico estéril, del que teníamos un par de litros por casa (lo usábamos mucho para sacar mocos, ahora las fieras han crecido y ya no nos hace tanta falta). Compramos la glicerina (hay que ver la cara del farmacéutico cuando le pides glicerina líquida para una bola de nieve :) ), y mezclamos purpurina de colores. Seguimos todos los pasos de Stephanie, y voilá.


Los dos últimos pasos los hicimos en un plato hondo, hasta que nos aseguramos que están bien cerrados y no pierden agua.

Después viene lo divertido: AGITAR


Gracias Stephanie. ¡Algo más de 15 minutos entretenidos y toda la tarde flipando con sus bolas de nieve!

jueves, 18 de diciembre de 2014

Snood invernal

El CC del snood primaveral fue todo un éxito, por eso La vie en DIY se animó a organizar uno de snood invernal. Así que se molestó en investigar telas y medidas para que nos quedaran unos snoods bien monos.

Yo, que otra cosa no, pero atrevida un rato, me lancé con un ovillo de lana que tenía y pensé en hacer una parte del snood tejida. Para acompañar, ya que la lana era muy colorida, elegí una sudadera blanca que tenía para reciclar y un retal gris con estrellitas negras que me sobró de la camiseta Osha.


Un poco pequeño, sí, pero es que a mi me gustan bien apretaditos y cerca del cuello, pero tampoco me gusta que abulten mucho para poder llevarlo debajo del abrigo.

Así queda sin vueltas.


Y así con dos vueltas.


Voy a pasarme por RUMS, que seguro que hay algún snood más.

lunes, 15 de diciembre de 2014

El casero con su pantalón TAU

S. también quiere ir guapo a ver a Olentzero. A ver si sólo va a darle regalos a los que van vestidos como él :)

Si los trajes de casera han cambiado un montón desde que yo era pequeña, los de casero no han cambiado nada, pero nada, nada: pantalón, mendigozaile o casaca, borrego, pañuelo para el cuello y boina. Mendigozaile, pañuelo y boina tenemos del año pasado y aún le valen, pero el pantalón y el borrego no. Así que manos a la obra y en un par de días listo.


El borrego es bastante sencillo. A partir de una sudadera, saqué el patrón y cuatro costuras después estaba listo (las ventajas de que no se deshilache ni un poquito).


El pantalón me costó un poco más. Casi todos los patrones de pantalón para niño que tengo son para tela elástica, pero claro, un casero vestido con pantalón de chándal como que no pega. Cuando ví la entrada de CalJoan del pantalón TAU con tela no elástica, me decidí.

Como ya sabréis, Mi rincón de mariposas está de celebración, y Dawn ha organizado tres CC. Uno de ellos es este pantalón. Había leído que es un patrón un poco estrecho y S. es más bien anchote, así que cosí la talla 110 con largo 104 y acerté, le queda perfecto.


Me encanta el detalle de los bolsillos cosidos rematados con bies. En vez de elástico en la cintura, cosí una cinturilla y metí goma por dentro.

Me quedan pendientes las fotos con relleno, tanto de S. como de L. y A., a ver si este próximo finde hay suerte, que también se visten de caseros para ir a ver a Mari Domingui (recoge las cartas para Olentzero).

P.D.: La tela del pantalón es la misma que la de la falda de L., así los visto a juego por primera vez en su vida ;)

Vestidas para Olentzero

Aquí en Mordor, en vez de venir Papá Noel viene Olentzero. Olentzero es un carbonero borrachín y algo vividor que vive aislado en el monte. Hace muchos años, cuando bajaba a los pueblos a vender su carbón vegetal, los niños se escondían porque era gruñón y sólo repartía el carbón. Pero de un tiempo a esta parte, baja al pueblo a traer regalos a los niños en Nochebuena. Y claro, hay que vestirse de forma apropiada para ir a ver a Olentzero.

Así que más o menos, un mes antes de Navidad, los escaparates de Mordor se llenan de txapelas, chalecos de borrego y trajes de casera. Recuerdo los típicos azul marino con puntitos blancos que usábamos mi hermana y yo de pequeñas con su combinación con lacito y su toquilla negra (hecha por mi bisabuela y que aún tengo) y pañuelo a juego (algo así). Los últimos años los trajes de casera se han modernizado y llenado de colores. Mucho más bonitos que los de mi niñez, pero mucho más caros también.

Este año, una vecina y sin embargo amiga, me animó a coser trajes de casera. Digo "animó", pero en realidad me trajo una bolsa llena de telas y una cabeza llena de ideas. Después de darle muchas vueltas creo que han quedado dos trajes (uno para L. y otro para su amiga) muy resultones.



El azul para L., el morado para A. (su amiga). Sólo he cosido las faldas, los delantales y los pañuelos de la cabeza. El mendigozaile de L. lo tejí el pasado año (sin pompones y cosido el frente para que este siempre cerrada) y las toquillas son un half granny square shawl que he ganchilleado por las noches. Las toquillas (a ver si duran tanto como la que me tejió a mí mi bisa) llevan unas cintas en los bordes para poder atarlas a la espalda y que no se les caigan (truco de mi bisabuela).

Para no tener que ponerles enagua (que con niñas de esta edad, se mueve y les molesta debajo de la falda), compré los pasacintas y los cosí a los bajos de las faldas.



No voy a mentir, me han llevado más trabajo del que pensaba (medir dos veces, cortar una me repetía a todas horas), pero ellas están contentas y bien guapas.

Y como estamos ya casi casi en Navidad os dejo con mi villancico preferido. Muy local y muy divertido. Lo descubrimos el año pasado y mis fieras se mueren de risa con él.


P.D.: Todo comprado en diversas tiendas físicas de Mordor, excepto la tela azul de la falda de L. Esa tela llegó en un paquete de retales de telas.es que ya he usado aquí.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Poncho BALICAM

La Lio cumplió años y para celebrarlo preparó un patrón y organizó un CC. Menuda celebración, ¿eh?

El poncho de su hermana me encanta y estuve buscando una tela parecida pero no la encontré. Entonces me acordé de esta entrada de La Semana de la tela plana, e hice un pedido a CalJoan. Entre telas de sudaderas de diversos colores, pedí baguilla verde.


Le hice algunas variaciones al patrón original. Primero lo redondeé, la forma de pico en el bajo no me gusta, así que sobre el patrón impreso cambié ligeramente la forma del poncho.


La segunda variación fue hacerlo un poco más largo por detrás. El largo original creo que está bien (yo soy más bien alta y me gustan los ponchos cortos), pero en Mordor hace frío y sentarse en un banco sin poner una capa extra es arriesgarse demasiado.




La baguilla me ha sorprendido, es muy fácil de coser: aguja del 90, puntada recta, prensatelas normal y a darle al pedal. No imaginaba que una tela tan gruesa fuese tan fácil de coser. Además no deshilacha, con lo que no hay que andar sobrehilando los bordes.

Seguro que hay más BALICAM por RUMS, voy a ver.

martes, 9 de diciembre de 2014

Sudadera Heather en Valencia

En Mordor ocurre una cosa muy curiosa: el 29 de noviembre es el otro patrón, el 3 de diciembre es el patrón de la comunidad, y el 6 y el 8 de diciembre, pues festivo como el resto del país. Así que la primera semana de diciembre es un poco tonta.

Aprovechando que las fieras aún son pequeñas y que perder un par de días de cole no afecta a su evolución y que yo me suelo planificar para no tener clases esa semana, el señor O. se tomó unos días y nos fuimos a Valencia. La principal ventaja es que nosotros hacemos turismo cuando los demás trabajan.

En el BioParc, pudimos ver los chimpancés de cerca y aprender muchas cosas sobre el tamaño, la forma de comunicarse y de caminar de los gorilas.



Visitamos el Oceanogràphic entre semana, verlo con apenas 100 visitantes es sorprendente. Éramos los únicos delante del estanque de los flamencos.


Si les preguntas a las fieras que fue lo que más les gustó dirán al unísono que los delfines. L. pudo disfrutar de su gran momento con uno de ellos.


También nos tiramos por toboganes enormes.


Nos pesamos en la báscula del Mercado Central.


Saltamos en las escaleras de Correos.


Y vimos fachadas muy DIY.


Y si habéis leído hasta aquí os preguntaréis dónde está la parte costuril o tejeril o algo. Muy fácil. Hace un par de semanas, varías blogueras (Para mi peque con amor, Mi rincón de mariposas, Érase una vez una mamáNireganbara y Cortocosoymelopongo) cosieron la sudadera Heather de la ottobre 6/2014. Oye, y me parecieron a cada cuál más bonita. Fue un culo veo culo quiero en toda regla. Así que como tenía la tela y tenía la revista, coserla sólo fue un ratito. L. la estrenó en este viaje a Valencia, es la sudadera rosa que lleva en las tres primeras fotos. Como la tela de Kira Original no tenía ningún dibujo, hicimos nuestros pinitos con los plastidecores. Quedó muy colorida, justo como le gusta a mi fiera morena.

P.D.: Una semana de desconexión total sienta muy bien, ahora sólo tengo que ponerme al día e intentar terminar el Balicam, la mini Osha, la gorrofanda y el snood infantil.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Blueberry cardigan

Cada vez que un bebé nace cerca le tejo o ganchilleo algo, me gusta, me parece más personal que comprarle algo de ropita. La primavera pasada nacieron dos bebés en nuestro entorno más cercano. Pero no estaba yo en una época tejeril, así que lo dejé pasar.

En otoño, de vuelta a una época tejeril, cojí unos restos de mi lana favorita que tenía por ahí y tejí una Blueberry cardigan. Como Markel es un bebé rollizo de casi 8 meses, he tejido la talla más grande con una aguja algo más grande de lo recomendado. Espero que les guste a los papás.




La Blueberry cardigan de Sara la tejí incluso antes de que naciera. Pero mi síndrome de bloqueo (otro día os cuento lo que es), hizo que estuviera meses guardada en el cajón. Ahora, Sara tiene el tamaño justo para que la chaqueta le quede bien. Tejida con unos restos de Noro Kureyon queda espectacular con ese cambio de colores tan bonito. Sé que a la mamá le va a gustar, digamos que es una mamá "colorida".




lunes, 24 de noviembre de 2014

Alfombra Lego

A S. le encantan los Lego, los Duplo. Aún es un poco pequeño para los normales, pero estamos deseando que crezca un poco más (y que le guste Star Wars para poder llenar la casa de tropas imperiales, figuras de jedis y quién sabe quizá un Halcón Milenario...).

¡Que me disperso! Los Duplo son más grandes y manejables para niños más pequeños. S. tiene la granja, la entrada del picadero, un tren, el tractor, el coche de polícia, y, la última adquisición, el castillo con sus caballeros, sus torres y su trono incluído.

Así que cuando saca los Lego las piezas terminan dispersándose. Harta de encontrar piezas debajo del sofá, he cosido un alfombra para los Lego.




Nos va a salir pacifista, que siempre pone flores encima del furgón policial :)


Un retal de loneta verde de tienda física y una resistente tela gris de telas.es unidas con un bies rojo. Le hice costuras a lo largo y a lo ancho para que las telas se movieran lo menos posible.

Por el lado de fuera, cosí unas asas y pase trapillo rojo para poder recoger la alfombra sobre sí misma. Queda tal que así


¿Lo mejor? Que no hay que desmontar la granja y el castillo para guardarlos.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Osha

Voy tarde, lo sé. La RUMS de la semana pasada llena de camisetas Osha, y yo lo he dejado para esta semana (que encima llevo un montón de semanas sin aparecer por allí). Como voy tarde, seguro que ya lo sabéis todas. Mi rincón de mariposas cumple 4 años y para celebrarlo no se limita a un sorteo o un concurso, no, va ella y organiza 3 CCs y su correspondiente sorteo con unos premios geniales.

Pues aquí mi camiseta Osha.


El cuello dió algo de guerra y parece que no estiré lo suficiente la tela de puño, por delante ha quedado algo ondulado. 



Así, con el puño a la cadera, es muy cómoda. Pero la alargué un poco para poder llevarla con leggings.


La tela de camiseta gris con estrellitas negras la compré en Kira Original (qué pena que no me ha sobrado lo suficiente para hacerle una mini Osha a L.). El puño negro es de La Pantigana.

Voy a ver si no soy la única Osha en RUMS.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Big movember

¿Qué haces con una niña de 6 años en casa por unas anginas? Pues llevarla a una tienda de telas, leer cuentos, enseñarle a cojer el ganchillo y hacer otro cojín bigote (porque seguimos en Movember), "pero grande, eh mamá".


L. eligió las telas y se encargó de rellenarlo. Entre sacar la guata de la bolsa, elegir el trozo a meter y meterlo en el cojín, se entretuvo un buen rato.


Y una vez terminado, a jugar con el nuevo cojín.



La tela de flores es un algodón de Ratucos. La de cuadros, es un algodón satinado de telas.es. El algodón satinado dió un poco de guerra y tuve que cambiar la aguja por una de strecht y usar el prensatelas de teflón para poder coserlo.


¡Qué monos las nubes y los bigotes juntos!

S. ya está pidiendo un cojín árbol (igual esperamos a que no pueda ir al cole para que haga su parte)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...